Pastas para té * galletas* receta y conoce su origen

Galletas para té

PASTICETAS GALLETAS – PASTAS PARA TÉ

Muchos las conocen ahora por el nombre de pasticetas por el nombre que les dio la famosa marca, peroooo

Estas deliciosas galletas son de origen británico y por increíble que parezca, el primer escrito que se ha encontrado sobre las mismas es del siglo XII.

Pues sí y de hecho, están en el ADN británico.

Esta calientita costumbre  de tomar el té con las galletas empezó en el siglo XVIII cuando los británicos cosecharon el té robado de China en las tierras indias en su dominio. Así, poco a poco, tomar té, a las cuatro de la tarde, se convirtió en un ritual de la alta sociedad, quien podía adquirir tan preciada y cara especie.

Las galletas en origen apenas llevaban azúcar y eran más compactas que las que conocemos hoy en día.

Una galleta era una oblea plana y delgada, dura, cuadrada y ” doblemente cocida” Como los italianos biscotis.

Primero, por supuesto, formaron parte de clases sociales más pudientes, donde se tomaban acompañadas del famoso té de las cinco. Hoy en día, como bien saben, también acompañan a esta bebida otro tipo de productos, como los mini bocaditos salados.

Después de la Revolución Industrial, tan sofisticada práctica, que iba acompañada de bocadillos y galletitas, no sólo se generalizó, sino que cambió de hora, a las cinco, para que la clase trabajadora pudiera también disfrutar de esta tradición. Además, durante la jornada laboral también hay el llamado tea break. Han pasado los siglos y esta costumbre lejos de caducar se intensifica.

En Reino Unido se consumen 60,000 millones de tazas anualmente, según reporta la Organización de Té e Infusiones. Eso representa un promedio de 900 tazas por cada ciudadano.

Una manera de descubrir el alma de este país es en sus salones de té, en los que beberás distintas variantes del té, conocerás un poco más del protocolo para tomar esta bebida y aprenderás un poco de historia.

Pero si bien es cierto que ha pasado mucho tiempo desde el siglo XII y que hoy en día se elaboran mil y un tipos de pastas, con ingredientes tanto dulces como salados e, incluso, algunas combinando varios de estos sabores, uno de los aspectos más curiosos de este producto tan internacional, es que la base de las mismas apenas se ha modificado.

 

RECETA:

INGREDIENTES:

·       450 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

·       200 gramos de azúcar glass

·       2 cda de extracto de vainilla

· 1 pieza de huevo a temperatura ambiente

·       40 gramos de maicena

·       500 gramos de harina cernida

MANERA DE PREPARASE:

1.    Precalienta el horno a 220°C. (cambiar a 170 después de entrar las galletas al horno).

2.    Acrema la mantequilla y ve añadiendo el azúcar de a poco hasta que esponje y cambie de color, e incorpora la vainilla y el huevo e integra perfectamente.

3.    Adiciona la harina y la fécula de maíz poco a poco hasta formar una masa homogénea (a mano de forma envolvente).

4.    Rellena una manga pastelera con la mezcla anterior usando una duya de estrella grande o has formas con las manos o aparato para formar galletas (si la mezcla está suave, meterla 10 minutos al refri) y forma las galletas en una charola engrasada y enharinada o con papel estrella.

5.    Hornea hasta que estén doradas de la orilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *